Noticias

Del mundo del Cine al 1-12-2020

 

Jorge Thielen Armand: “El cine que hago es auto reflexivo"


Jorge nos cuenta parte de sus dinámicas de producción, en las cuales dirige a no actores involucrados con su historia personal y su familia. También nos cuenta cómo el cine ha sido una excusa para vol

El cineasta venezolano Jorge Thielen-Armand, ha encontrado en el cine una forma de volver al escenario de sus recuerdos, desentrañando en la historia de su familia una forma de representar la nostalgia del exilio y la vida de los que aun habitan estos espacios.

Su último largometraje La Fortaleza, cuenta con la participación de su padre como protagonista, personaje que decide volver a un campamento abandonado en la selva del estado Bolívar, con la intención de reconstruir su perturbada vida.

Este filme que se pasea entre lo real y la ficción, se estrenó en el Festival de Cine de Rotterdam, siendo la primera película venezolana en la sección Tiger de dicho festival.

Tus películas han estado ligadas a tu lugar de origen y un reencuentro con tu memoria ¿esta “realización desde la familia” te ha ayudado a sanar recuerdos y relaciones familiares?

El cine que hago es auto reflexivo, de cierta manera es una reinterpretación de la realidad. No sé si se me ha ayudado a sanar, es parte de un proceso, parte de un viaje, me motiva y me he dejado atrapar por eso.

Las películas se han convertido en la forma de regresar a los lugares de mi añoranza y los lugares donde están las personas que me formaron y a las que extraño. El cine es una forma de volver.

 

¿Cómo ha sido la relación con tus actores en esta particular manera de contar, ellos carecían de preparación actoral y además son miembros de tu familia?

Trabajar con no actores, siempre ha representado un riesgo grandísimo y más si son de tu familia. En La Fortaleza, el trabajo con mi papá, quien tiene una historia turbulenta, un carácter fuerte y además donde ya está establecida una relación jerárquica entre padre e hijo, fue muy complejo.

Por otro lado, estas relaciones le han agregado muchas capas a las películas y estas expresiones la han potenciado, además de la experiencia de hacerla en un trabajo en equipo. Esto ha jugado en mi contra y a mi favor, volver la carencia en una ventaja.

 

“Es un proceso de aprendizaje y descubrimiento que cada vez se vuelve más parte de mí”.

 

Tu primer cortometraje Flor de la Mar (2015) estuvo contado con códigos clásicos de documental, sin embargo, tus dos siguientes largometrajes realizan una conjugación de acercamientos documentales y técnicas de la ficción. ¿Cómo encontraste este balance?

Luego de Flor de la Mar los códigos más clásicos se fueron transformando en otra cosa. Las asesorías y guías en mis películas me han ayudado a desenfrascar una confianza y seguridad que me dicen `si puedo hacerlo`.

Yo partí intuitivamente y corrí con mucha suerte, cuando inicié en este camino del cine yo siempre quise hace una ficción, una gran película, pero era un querer muy tímido. Al enfrentarme con la realidad, sentí que tenía que trabajar con lo que estaba a mi disposición, dentro de mis medios, conocimientos y posibilidades.

 

“Con mis películas trato de seguir un latido, aparecen ideas, deseos y cuando lo siento muy fuerte, continuo con eso”

 

¿Crees que hacer películas con la familia es un método que caracterizará el resto de tus películas en el futuro?

No lo sé, con mis películas trato de seguir un latido, aparecen ideas, deseos y cuando lo siento muy fuerte, continuo con eso. Lo importante es reconocer que es algo que puedo hacer en los próximos cuatro años y luego saber que vas vivir con esa película toda tu vida, es como un tatuaje, un hijo, ellas nunca mueren son inmortales.

 

¿Esta cuarentena te ha dado resultados, en qué proyecto estás trabajando ahora?

Bueno he tenido suerte, ya que no se ha afectado mi salud, ni la de nadie cercano, definitivamente ha sido muy productivo no tener ningún plan. He podido construirme como un escritor, ahora me siento un escritor, el director está en el set.

Estoy trabajando en mi nueva película La Cercanía con un tema familiar muy fuerte que se remonta más hacia los terrenos de ficción y en otras latitudes fuera de Venezuela.

Con tanto tiempo entre las manos, empecé a escribir otra nueva película, que está en tratamiento de sinopsis y aun no tiene estructura de producción. La idea surgió porque quizás extraño a las personas de mi película anterior, me preguntaba ¿Cómo será ahora la vida de Johnny? ¿Que estará haciendo en la selva? Y lo reviví de su muerte en La Fortaleza, haciéndolo un nuevo personaje de otra historia junto a mi papá.

 

¿Cómo ha afectado la pandemia la distribución de tu última película La Fortaleza?

La Fortaleza va a participar en varios festivales que se van a poder ver online. Pero sin duda se ha visto afectada, la película no ha podido llegar a donde pudiese estar, festivales que iban a suceder y no sucedieron, fue un frenazo para la distribución.

No obstante, La Cercanía está desarrollándose en un programa de guion del Torino FilmLab desde abril, el cual debió ser presencial. Ha sido productivo, te sientes muy enfocado, aunque en contraste no existe interacción y la facilidad de establecer relaciones, esta modalidad ha sido un poco triste.

 

Fuente Sofía Armand Cáceres. Estudiante Diplomado en Dirección Cinematográfica - ENC

Fecha Inserción: 2020-10-20

Ver histórico de todas las noticias

Contáctenos / Suscribirse

Envíenos cualquier pregunta o inquietud o simplemente suscríbase para que le informemos de la actividad que sea de su interés



*Sus datos NUNCA serán mostrados públicamente